Dios no es más que una palabra para explicar el mundo.

Alphonse De Lamartine